Muñequita de un Pastel
DEDICADO A MI HIJA FLORIZA VIVINA


Allí estaba frente a ti, hijita,
yo permanecía callada, y con mis ojos húmedos;
solo basto cerrarlos para que mis oídos escucharan
como cascabeles juguetones tu tierna vocecita,
cuando años atrás me decías:

Mamita rápido, arréglame muy bien,
abrocha apretado mi vestido,
sube mis mallas,
estira mi pelo, y ponme muy derechita mi
diadema de flores.
¡ Mamita !....Te faltan mis zapatillas,
que no queden mal, que se vean muy bien,
rápido que se hace tarde.

¡ Cuanta ansiedad había en tus palabras !
¡ Cuanta perfección implícita en tus ordenes !
Querías ser la mejor, ¡ Y LA MEJOR FUISTE !

Era tu primer recital de ballet,
escasos seis años tenias.
Y al terminar el recital te premiaron con:
EL MERITO A LA PERSEVERANCIA.

Nunca faltaste a tus clases,
siempre cumpliste.
¡ SIEMPRE FUISTE LA MEJOR !


Y cuando vestida quedabas, y mi obra terminaba.
Yo volteaba y te miraba,
y mi niña parecía....
¡ MUÑEQUITA DE UN PASTEL !

¡ Cuantos aplausos te dieron !
¡ Cuanta felicidad derramada !
Y yo....oh Madre tan orgullosa,
con tu manita, entre mis manos
te llevaba.

Y hoy frente a ti, allí estaba.
Y con mis manos ya muy viejas,
¡ TU VESTIDO DE NOVIA ABROCHABA !


Tu cabello despeinado,
hacia arriba lo subiste,
posabas frente al espejo y suavemente te movías ante mi
haciendo puntas con tus pequeñitos pies
descalzos me decías,....
Te gusta Mamita?  Me queda bien ?
Igual como me lo preguntabas,
SOLAMENTE 20 AÑOS ATRAS.

Tu mi niña, la mas pequeña de mis hijos,
vestida de novia estabas.

¡ Cuanta dicha te rodeaba !
¡ Cuanta felicidad derramabas !
¡ Cuanta ilusión en tu cara !

Tu sonrisa iluminaba el cielo,
y tus bellos ojos de que color eran tus ojos ?

ERAN COLOR DE AMOR,
el color mas bello y luminoso que Dios
Nuestro Señor....hoy había creado para ti.


Y allí estabas frente a mi,
hoy no te había abrochado tu vestido de ballet.
Hoy no tocaba una orquesta para ti.

Hoy por todo publico, solo tenias a tu vieja
y desgastada Madre,
que en su corazón escuchaba, un gran coro celestial.

Todo esto coronado con una gran ovación.
¡ LA OVACION DE DIOS !

¡ Que fácil es recordar !
¡ Que fácil es traer a nuestra mente
lo que amamos !

Hoy mi niña, se probaba su vestido de novia.
Hoy mi hija, ya niña no es.

Igual que siempre se preparo muy bien,
con ahínco y majestuosidad,
confirmo su fe ante Dios, para llegar al Altar,
para ser la mejor....¡ Y LA MEJOR ES !

Hoy se probo mi niña, su traje de novia.
Hoy no bailara ballet.

Y aunque en su devastador tropel,
la vida corra,
y los años vuelen como hojas de laurel,
yo la seguiré viendo igual que siempre.
Yo la seguiré viendo como ayer.

Para mi será mi niña,
¡ MUÑEQUITA DE UN PASTEL !

Te ama y te Bendice, tu Madre.
 

 



©
Guadalupe Amanda Rodríguez G.
Mayo de 1 998.